El origen de San Valentín y quién fue, está aún en controversia por considerarse más bien un santo legendario. Sin embargo, la historia que se produce alrededor de este santo es digna de contar, sea cierta o no lo sea, y la verdad es que inspira a miles de jóvenes y no tan jóvenes a ser felices en pareja, a enamorarse de la vida y a tener un profundo agradecimiento por la relación de hermandad entre novios y amigos.

 

Conociendo el origen de Valentín

 
Se dice que San Valentín fue un sacerdote de Roma que vivió durante el gobierno del Emperador Claudio II en el siglo III. En aquel entonces, Claudio II tenía la responsabilidad de crear un gran ejército para Roma, alimentarlos bien y buscar las mejores estrategias para desarrollar soldados fuertes. En esta búsqueda de estrategias, consideró que los jóvenes soldados no deberían casarse, porque significaba distracción para su tarea militar.

Cuando esta noticia llegó a oídos del sacerdote San Valentín, muy indignado, decidió buscar ayudar a todos los novios que desearan casarse y tener familia, celebrando el sacramento del matrimonio en secreto. Esto hizo feliz durante algún tiempo a las parejas enamoradas y Valentín se hizo muy popular entre sus peregrinos. Pero pronto la noticia llegó al Emperador Claudio II, quien hizo llamar y traer al sacerdote Valentín.

Al no llegarse a ningún consenso, se decidió encerrar a Valentín y más tarde martirizarlo, ejecutándole finalmente el 14 de febrero del año 270. Se dice que entre sus devotos se encontraba una joven llamada Julia, quien plantó un almendro junto a su tumba. A partir de esto, el 14 de febrero fue quedando como una fecha memorable del día de los enamorados, y el almendro como un símbolo del amor.

Entre los años 496 y 498 DC,  el Papa Gelasio brindó homenaje al sacerdote Valentín, declarando el 14 de febrero como fecha de interés litúrgico en honor a San Valentín. Se cree que los restos de San Valentín se conservan en la Basílica que lleva su mismo nombre situada en Terni, Italia.

En 1969 el Concilio Vaticano II decidió retirar la celebración de este Santo en el calendario litúrgico, alegando que este podría ser uno de los santos legendarios de la iglesia católica, y así hasta que ya en 2014, el Papa Francisco participó de nuevo en la celebración de San Valentín con carácter religioso.

San Valentín, legendario o no, sigue uniendo corazones por todo el mundo los 14 de febrero de cada año. Si su presencia ha sido cierta o no en el mundo terrenal, parece no haberle importado a miles de personas que siguen encomendando su amor, o la esperanza de encontrarlo, en su figura año tras año.

origen de san valentín

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales