Los autores más filosóficos, como Platón o Aristóteles, sostuvieron que la felicidad es una especie de equilibrio en la que a través del tiempo se logran tener en armonía cada una de nuestras facetas de la vida; desde la parte espiritual hasta nuestro intelecto, pasando por la salud física y emocional. Pero… ¿cómo hacer que la felicidad sea parte de nuestras vidas? Puede que al principio no sea sencillo, pero definitivamente no es imposible.

Afirmaciones en tu vida que repitas como mantras, pueden ser el camino más acertado para llegar a ellas; sin embargo, lo que dará resultado a fin de cuentas es que tomes la decisión de ser feliz.

 

Combate la depresión con estos mantras y pon de moda la felicidad

  • Deja de esperar que las cosas pasen, sal ahí afuera y haz que sucedan. Quedarte en casa esperando que pase el tren de la felicidad no es para nada inteligente. ¡Sal y búscala! Ese es el primer paso.
  • Muchas veces para poder seguir hay que empezar de nuevo. Y eso no tiene por qué causarte frustración, de las equivocaciones se aprende y también con ellas se logra avanzar más rápido.
  • Recuerda que la vida es demasiado corta para malgastarla con gente que busca tu infelicidad. Y siempre tendrás a más de una persona a tu alrededor matando tus sueños, no eres la única; pero tampoco te conviertas en el verdugo de los sueños de otros. ¡Vive y deja vivir!
  • Si puedes soñarlo, puedes lograrlo. Así que no te pongas imposibles, ponte en marcha a buscar tus sueños, crea la visión y el camino se irá abriendo.
  • Haz lo que te de la real gana, pero asegúrate de que te haga feliz. No te pongas límites sociales, físicos o espirituales; si en realidad hay algo que te hace feliz y no dañas a otros, tienes la obligación de hacerlo.
  • Cada situación que te ocurra en la vida recíbela con una frase como esta “eres la causalidad que estaba esperando”. No creas que la felicidad es que no te suceda nada malo, la felicidad es más bien un asunto de actitud. ¿Cuál es tu actitud frente a cada situación que te sucede?
  • Además, los días malos tienen que existir, porque son los que hacen que te des cuenta de lo bonito que son el resto.
  • Y finalmente relájate, al final todo sale bien y si no sale bien es que aún no ha llegado el final.

 

Y recuerda que cuando logres ser feliz y te pregunten… ¿tomas algo para ser feliz? Podrás contestar fuertemente: sí, decisiones.

 

hay que empezar de nuevo

dias geniales

deja de esperar

la vida es demsiado corta

haz lo que te haga feliz

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales