Los villancicos son canciones con una melodía muy típica en Navidad y otras fechas religiosas, y son una manera de contar la historia de Jesucristo y su nacimiento, generalmente, en el mes de Diciembre. Los niños los adoran, y los adultos también, junto a la responsabilidad que tienen de ser los encargados de transmitirlos. Sin embargo, sus  orígenes no son religiosos y han sufrido algunas modificaciones con el paso del tiempo hasta llegar a la forma en la que los conocemos hoy en día.

De las cantigas a los villancicos

Los villancicos tienen su origen en las cantigas, una especie de poesías cantadas típicas de la época medieval gallego-portuguesa del siglo XII, siendo practicadas en un principio por la nobleza, personas que interpretaban la poesía lírica. Sus temas estaban dirigidos hacia el amor, la política y los pesares de las personas de pueblo o áreas rurales; quienes no tenían mucha voz en aquellos momentos. A las personas que cantaban las cantigas se las conocía como juglares, y aquellos que las componían como trovadores.

De esta manera se pasa de las cantigas a los villancicos, en torno al siglo XV, los cuales, en un principio, no eran temas religiosos. Eran más bien relatos de vivencias de gente de pueblo, por eso se cree que de allí provenga su nombre “villancicos” o “habitantes de villa”. La forma básica del canto de los villancicos dio origen a una estructura de canto en la que existen estribillos y coplas; y en el siglo XVI se introdujo la guitarra en los cantos, produciéndose una melodía aún más encantadora.

Los villancicos con significado religioso

No es sino hasta la segunda mitad del siglo XVI, cuando la iglesia católica comienza a ver en los villancicos una manera de contar historias religiosas de forma amena y pegadiza para el pueblo. Así, los villancicos comienzan a ser utilizados principalmente en dos fechas, Navidad y Corpus Christi, dos épocas destinadas a aumentar la fe de los católicos

Ya a partir del siglo XVII los villancicos se hacen más populares dentro de la comunidad cristiana, traspasándose a otras fiestas religiosas y siendo cada vez menos relacionadas con historias profanas. El proceso evangelizador de los villancicos salió de las fronteras españolas hacia otras regiones latinoamericanas y africanas, siempre conservando su principio, llegarle de una manera amena al pueblo; por eso, las canciones toman lenguaje propio del lugar donde se canta.

Hoy día los villancicos se utilizan como tradición para festejar la Navidad en familia, y es común utilizar una guitarra al son de un villancico, alrededor de la corona de adviento cada domingo de diciembre o escucharlos en las misas típicas de estas épocas.

¡Acércate a los orígenes de las tradiciones que seguro rodean tu casa por esta época de Diciembre! Y mientras nosotros te deseamos Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2017.

villancicos de navidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales