Todas las parejas pasan por periodos críticos durante la vida de su relación y pueden ser más frecuentes si se tienen hijos, problemas económicos o problemas en el trabajo. Algunos expertos coinciden en que las fechas críticas pueden suceder tras un año de relación, otros que a los 7 años o también cuando, tanto la mujer como el hombre, están pasando por malas rachas emocionales como pueda ser el enfrentarse a la llegada de los 40 años. Lo importante es que si los dos se quieren no acabe la relación en una separación o divorcio por errores que pueden evitarse.

¡Toma nota para no cometerlos!

 

Evita cometer estos errores en una discusión con tu pareja

 

  1. No buscar soluciones al problema puntual

Es frecuente que cuando se comienza a discutir por algo en concreto no se utilicen las palabras adecuadas para referirse a lo que ha molestado. Es importante señalar el comportamiento principal que ha generado el problema y decir claramente y sin rodeos lo que nos ha molestado. Señalar ese comportamiento como una característica del carácter puede ser contraproducente, al igual que recordar todos los hechos anteriores en los que se ha tenido un comportamiento parecido. No tires del pasado para hacer reproches y saldrás ganando.

  1. Agravar la situación con gestos de desprecio

Para evitar que una discusión pequeña se convierta en un problema mayor, es necesario respetar el enojo de nuestra pareja. Frases irónicas, movimientos circulares con los ojos, muecas con la boca, silbidos y canciones mientras se discute… pueden hacer que el problema se agrave y no conduzca a buen puerto.

  1. No aceptar los errores en el momento adecuado

Si se ha cometido un error y se es consciente de ello, no es necesario ponerse a la defensiva ni en plan de víctima. Esto, lejos de solucionar, agrava la situación. Cuando se acepta un error y se pide perdón, la persona que reclama baja su tensión y, aunque puede seguir molesta por un tiempo, se le pasará. Además, es un gran error defenderse en una discusión recordándole al otro el comportamiento similar que ha tenido en otra ocasión. Si es verdad lo anterior, ya tu tiempo de reclamo pasó. Es necesario decir lo justo en el momento que molesta, no después.

Tras una discusión muy acalorada el silencio a veces es lo más prudente. Salir a respirar puede ser una buena idea para calmarse, y sobre todo cuando no se maneja un buen equilibrio emocional. Pero una vez en calma es necesario romper el silencio pues, si la pareja se aísla, la relación se enfriará y el amor tendrá más posibilidades de desaparecer llevando a una triste separación o divorcio.

 

discusiones de pareja por amor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales