Cada vez parecemos ser más conscientes de los beneficios que tiene dar vida y color a una página en blanco y negro, y es que los colores dominan nuestras vidas y son protagonistas absolutos de nuestros mejores recuerdos y sueños. Ahora, a la tradicional actividad infantil de pintar determinados dibujos para colorear de diversas temáticas, se ha unido la de dar vida también a cuadernos de dibujos para colorear de adultos, lo que es muestra de que cada vez somos más conscientes de sus grandes beneficios.

Esto nos ayuda a entender mejor a los más pequeños de paso, y a no menospreciar actividades otrora algo minusvaloradas en las escuelas o en los lugares de ocio, como es la de colorear y pintar.

Pintar y enfrentarnos al papel cargados de lápices de colores es una actividad muy sana que además puede ayudarnos a alcanzar importantes niveles de relajación y eliminación del estrés. Los colores nos dan alegría, nos animan, y hacen que cualquier problema se vea mucho menos gris.

 

¿Cuáles son algunos de los beneficios de los dibujos para colorear en niños?

  • Mejora de la comunicación en casa y en el colegio. Al entenderse como una actividad divertida por parte de los niños, compartir con nuestros hijos estos momentos puede ser un muy buen sistema para reforzar lazos y para que adquieran una mayor confianza hacia nosotros los adultos. A esto se añade que, en la infancia, los niños son todavía mucho más capaces de expresarse con gestos y representaciones visuales que con el propio lenguaje y las palabras. De esta forma, la pintura y los dibujos para colorear les ayudan a volcar emociones que de otra forma aún podrían quedar reprimidas durante un buen tiempo.
  • Desarrollo de la autoestima infantil. Los dibujos para colorear son una actividad con múltiples beneficios y muy pocos, o ningún, perjuicio. Los niños, mientras aprenden a desarrollar sus habilidades manuales o a potenciar su nivel de creatividad e imaginación, pensarán que simplemente están disfrutando y jugando un rato, alejando de ellos sensaciones como el nerviosismo, la angustia o la frustración que pueden generar en ellos otro tipo de actividades escolares.
  • Favorece el desarrollo de la motricidad fina. La utilización de las pinturas y de los lápices de colores permite un desarrollo de la muñeca y de la precisión en la infancia, que sin duda les será a los niños cada vez más útil a la hora de poner en práctica la escritura. Los dibujos para colorear ayudarán, en consecuencia, a desarrollar  y a mejorar sus habilidades motoras, su coordinación y los movimientos de sus músculos.
  • Es una actividad muy divertida. Los dibujos para colorear tienen muchas posibilidades, pues nos permiten establecer una relación de contacto con elementos diferentes, como pueda ser el hogar y sus escenas cotidianas, la escuela y sus objetos más comunes, paisajes de la naturaleza o detalles característicos de las estaciones del año, o incluso, disfrutar del ocio y de personajes de ficción adorados por los niños. Las temáticas en los dibujos para colorear son casi infinitas y nos permiten trabajar con diversos aspectos. Son, en definitiva, materiales absolutamente útiles y productivos para la infancia y para utilizar tanto en casa como en el colegio, ayudando de paso a que los más pequeños pasen un rato muy, pero que muy divertido.

 

Y tú, ¿ya te has apuntado a la terapia de dibujar y colorear?

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales