La productividad consiste en alcanzar más metas propuestas con menos recurso de tiempo, trabajo y dinero de inversión, y sin que se pierda la calidad óptima del trabajo realizado. Ser productivo es posible con solo adquirir algunos hábitos muy sencillos de aplicar, como los que veremos a continuación.

Consejos para ser productivo y vivir feliz todos los días

  1. Planifica tus días y duerme feliz

Un buen hábito es la planificación de la semana todos los domingos. No tiene por qué tomarte más de 15 minutos y te ayudará a tener un orden mental. Además, tener la mente ordenada, te ayuda a dormir mejor pues está comprobado que una de las cosas que quita el sueño es el pensamiento recurrente de todo lo que tenemos que hacer y a lo que no le hemos dado solución.

  1. Come de manera equilibrada

Nuestra principal fuente de energía son los alimentos. Si existe ausencia de alguno de los alimentos de la pirámide alimenticia, o exceso de los más perjudiciales como el azúcar o las grasas, la energía decae. Esto es debido a que la poca energía que tiene el cuerpo tendrá que gastarla en el proceso metabólico o en desarrollar procesos descompensados por falta de una buena alimentación.

  1. Medita 5 minutos antes de empezar el día

Dedica los primeros 5 minutos del día a la meditación, a rezar, a visualizar tus metas alcanzadas, a estar feliz…, en definitiva, a llenarte de energía y mucha motivación. La simple práctica de visualización de tus metas alcanzadas hace que te relajes y comiences el día con mucho entusiasmo.

  1. Inicia el día con un zumo verde

Los zumos verdes son bebidas energizantes que deben tomarse diariamente en ayunas. Estas bebidas pueden ser a base de berro, apio, espinaca o pepino. Agrega todo en una licuadora con un vaso de agua de coco. Toma todo sin colar y si quieres endulzar utiliza la miel que es una excelente fuente de energía.

  1. Descansa 15 minutos al medio día

Es muy recomendable descansar 15 minutos al medio día, después de comer. De esta manera se relajan los pensamientos y se recuperan las energías perdidas. Verás que esos 15 minutos de sueño reparador te darán la energía suficiente para terminar la jornada. No es recomendable dormir más de esos 15 minutos puesto que además de quitarnos tiempo para realizar actividades, puede restarnos el sueño indispensable de la noche e incluso ocasionarnos dolor de cabeza durante la tarde.

  1. Trabaja por bloques

Establece tus metas semanales por bloques, es decir, cada meta se considera un bloque a levantar o superar. No pases al bloque B sin haber terminado el bloque A. Se ha comprobado que las multitareas disminuyen la productividad porque el cerebro debe pasar de una actividad a otra cada vez, consumiendo entre 5 y 15 minutos en solo recapitular lo que se debe hacer. Es más productivo hacer una tarea a la vez hasta terminarla.

 

Comienza hoy mismo a vivir feliz con una vida más productiva siguiendo estos sencillos consejos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales