Proponer matrimonio en días como el de San Valentín, es un acto que nunca olvidará tu pareja. Así que, si buscas permanecer en la mente de tu amor por el resto de su vida, esta es una excelente idea. Ya sabemos que es un día de muchos nervios, así que queremos ayudarte con unos tips para crear un ambiente inolvidable en ese día tan especial de vuestras vidas y que resulte de lo más sencillo. Si sueñas con pedirle matrimonio a tu chica el 14 de febrero… ¡No te pierdas este post!

 

Consejos para una pedida de mano en San Valentín


  1. Elige su lugar favorito

Una manera de relajar a tu pareja es llevándola a su lugar favorito. Recuerda que el preámbulo puede hacerla sentir nerviosa y ya estarás tú lo suficientemente nervioso como para calmarla. Si tu pareja se siente cómoda con el ambiente, es más fácil que aflore la emoción al oír la petición, incluso que te lo facilite.

  1. Busca la intimidad antes que nada

Procura pedirle la mano sin que nadie más se encuentre allí. Es una mala idea salir con amigos ese día o pedir su mano en público. La presión de la gente que os observa puede: forzar una respuesta indeseada o negativa, hacer a tu pareja sentirse manipulada para la contestación, o sentirse avergonzada si es muy tímida. Cualquiera de estas situaciones son circunstancias que no le convienen en este día tan especial a ninguna pareja.

  1. Evita ese día hablar de problemas

Sobre todas las cosas debe ser un día mágico, y aunque esto no se puede asegurar al 100% aunque se planifique con cautela y muchísimo mimo, si puedes seguir algunos consejos para evitar inconvenientes todo cuanto puedas. Por ejemplo: no toques temas que la irriten, sé puntual, no planifiques nada más para ese día que el estar con ella, o apaga el móvil durante todo el día y desconéctate del mundo. Tu pareja se dará cuenta de lo verdaderamente importante que es para ti.

  1. Comunícate con su lenguaje

Ya sabemos lo que se dice de que las mujeres son de Venus y los hombres son de Marte, pero aunque esto sea cierto o se cumpla en vuestro caso, ese día tendréis que entenderos al máximo. Así que los hombres tendrán que saber hablar en una situación como esta como verdaderos venusianos, o lo que quiere decir, que el romanticismo tendrá que reinar. Recuérdale historias que hayáis vivido juntos, sé preciso en las fechas que cites, hazla sonrojar con piropos románticos, escribe su nombre en la arena, o regálale una carta o un mensaje de amor escrito por ti.

  1. Crea una historia especial para ese día

No dejes las cosas al azar para ese día. No tienes que gastar mucho dinero si no dispones de él, pero aquello que puedas prever como una mesa en algún restaurante, entradas para el cine, un paseo en barco, la entrada a algún espectáculo o la compra de un anillo, deberás planificarlas con tiempo.

Y finalmente relájate. Piensa mucho y planifica para que todo sea perfecto, pero no esperes la perfección máxima llegado el día y se natural, o de lo contrario podrías terminar frustrándote. Puede que aquello que no hayas planificado sea lo mejor que te pase en ese día tan especial para ambos… ¡Disfrútalo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compartir!

Comparte este post en tus redes sociales